viernes, 19 de junio de 2009

Guerra bacteriológica.

Te veo irte

(o casi)

y me quedo pensando en la realidad de las cosas que dejamos entrever.





-Sigo enferma. Ahora parece que la cosa evolucionó en anginas.-


Una boludez, no me quiero poner paranoica.
Sé perfectamente que todo se relaciona proporcionalmente con el reposo y con la serie de sucesos desafortunados.
Me parece injusto y desalmado ensuciar lo tuyo con los enrosques propios que no vienen al caso, pero paso por paso: primero tengo que dejar de toser y de sentir que cada vez que me ves así querés volver un poco menos.

Ella también: 0
Invierno: 1



Mención especial a mi concubina Mechi que bajó a la farmacia por mi.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. hey que buena honda tu blog. Saludos desde la lejania.

    ResponderEliminar