sábado, 19 de mayo de 2012

Diecinueve de Mayo. Yo te extraño, es todo muy loco. Anoche me acosté con Felipe y en ese estado intermedio entre este mundo y el onírico, me di cuenta de la fecha. Yo te extraño pero no me lo quiero ni nombrar porque el estado hormonal post-parto, porque la ansiedad en los bebés, porque la tristeza... soy tan cagona que me doy risa. Me pregunto cuándo se terminan de transitar estos dolores, me pregunto cómo será cuando esté organizada, me pregunto de qué color será el mundo cuando se me acabe el cansancio, me pregunto si no viniste a verme nunca cuando me lavo los dientes porque estás enojada por algo, porque no regamos las plantas o porque no me acostumbro a lavar la ropa o porque algunos días me olvido de darle de comer a los ropes, o porque Bracita se murió o la matamos, según el cristal por el que lo mires. O quizás no querés molestar, te preocupa que me desmaye del susto o que explote en llanto... te lo digo: me van a pasar las dos cosas, pero te necesito. Te necesito. Te necesito, te extraño, te quiero. Te llamo a gritos cuando mi hijito sonríe (aunque sea por reflejo).

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Las mamás muertas se enteran de estas cosas aunque no lean los posts :)

      Eliminar